jueves, 20 de marzo de 2014

[91] Observar, vivir















4 comentarios:

David Porcel dijo...

Sugerente entrada, ¿de qué película se trata? Hace que me pregunte si la apatía es el fundamento de la libertad o de su negación. Gracias.

Gracia Iglesias Mínguez dijo...

La película es "Movimiento en falso" de Wim Wenders. Es una revisión actual del Wilhelm Meister de Goethe, con guión de Peter Handke. Es interesante la duda que compartes... creo que en el caso del Wilhelm de los setenta, la apatía es más una forma de negación de la libertad. La película te lo presenta como un hombre que va dando tumbos por la vida, pero que siempre tiene la suerte de caer de pie. Esto hace que despierte en las mujeres un sentimiento de protección, pero que lo destruye justamente por lo inútil que es. Es un ser incapaz de sentir, indiferente para sí mismo, que se mueve para comprobar cada vez que da un paso, que no hay ninguna razón para moverse. No construye su vida, sino que se la hacen, le viene hecha.
Saludos

Soc. de Filosofía de La Rioja dijo...

Muchas gracias por la referencia, y es interesante lo que planteas, porque este abandono de sí mismo plantea otras posibilidades existenciales diferentes de las que se derivan de la concepción humanista de la vida como proyecto y quehacer. Parece que hay otras formas de vivir, aunque sean hechas. Saludos

David Porcel dijo...

Muchas gracias por la referencia, y es interesante lo que planteas referido a este modo de ser basado en el abandono de sí mismo, porque parece que cuestiona la concepción humanista clásica por la que el individuo es, irremisiblemente, proyecto y tarea. Saludos